umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Bosque Marino

Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos, 24 segundos

Bosque Marino explora la relación entre maritorio y territorio en la lejana Tierra del Fuego. A través de una instalación sonora y visual, Valentina Pini propone un diálogo entre el huiro, alga común de las costas de pacífico, y la madera, símbolo de la explotación realizada a inicios del siglo XX en la rivera del canal Whiteside del Estrecho de Magallanes. El video presenta la yuxtaposición del huiro, elemento característico del ecosistema pacífico austral, con los muebles de la Casa-Museo Alberto Baeriswyl (CAB), ex casa principal de la antigua factoría maderera de Alberto Baeriswyl Pittet –hijo de colonos suizos llegados en 1976 a Punta Arenas–. El nombre científico de esta alga es Macrocystis pyrifera y se caracteriza por ser esponjosa y envuelta en una membrana de gelatina de la que brotan, como tentáculos, unas láminas redondas llenas de gas y líquido que van dejando rastros a su paso. Una plasticidad morfológica que recuerda el movimiento de las criaturas alienígenas de las películas de ciencia ficción. 

A través del diálogo entre estos materiales característicos del lugar y de su historia, se presentan dos modos distintos de relación con la naturaleza. La madera, entendida como recurso natural reducido a una condición productiva, y el huiro como parte de un ecosistema en el que interaccionan diferentes organismos vivos. Mediante el concepto de maritorio/terrirorio la artista nos invita a pensar desde una mirada crítica las interacciones humanas con el entorno. Al mismo tiempo, la noción de bosque apela al espacio marítimo y terrestre en su complejidad como hábitat y ecosistema que mantiene su propio equilibrio bajo un enfoque autónomo y sustentable. 


Colaboradores:
Casa-Museo Alberto Baeriswyl (CAB), Dr. Tomás Ossandón, Dr. Pamela Santibañez, Dr. Erasmo Macaya Horta y Dr. Jaime Ojeda Villarroel. 
Proyecto financiado por el Consejo Suizo para la Cultura Pro Helvetia South America.