umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Arpas eólicas: la presencia póstuma del sonido

Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos, 13 segundos
15 Bienal

Arpas eólicas: la presencia póstuma del sonido, es una instalación sonora realizada a partir de tres troncos de madera nativa de la familia austral de los Nothofagus, recogidos en la localidad de Puerto Yartou. Estas maderas, curvadas naturalmente por el viento y el paso del tiempo, han sido convertidas en arpas eólicas por medio de un cable tensor y un micrófono de contacto, guardando así, desde su vibración, el sonido del viento patagónico. Un canto que como voz hipnótica e infinita de un territorio, resuena en el espacio plasmando la huella acústica de una comunidad extinta. 

A partir de una serie de preguntas en torno al sonido del territorio, su idiolecto sonoro, y la manera en que es conservada la huella sonora en la comunidad una vez que la cultura se extingue, la obra busca generar un imaginario que cuestiona la arqueología visual de la materialidad, para abrirla desde lo audible, a la posibilidad de experimentarla como resto tangible de una cultura. 

Esta obra, al igual que la de Nicolás Rupcich y Valentina Pini expuestas en esta sala, fue realizada por la artista durante su estadía en la residencia Consciencia curada por María Luisa Murillo, en el Programa de Arte, Ciencias y Humanidades de la Casa-Museo Alberto Baeriswyl (CAB) en Tierra del Fuego, Chile. El programa, tuvo como objetivo fomentar la exploración territorial y los procesos de pensamiento crítico y creativo que se desencadenan a partir de esta experiencia, así como también, incentivar la colaboración interdisciplinar entre investigadores y creadores en los campos de la ciencia, el humanismo y las artes contemporáneas.


Colaboradores:
Casa-Museo Alberto Baeriswyl (CAB).
Agradecimientos a Rafael Díaz Silva, Alfredo Prieto, Valentina Bulo y CAB Patagonia.
Proyecto financiado por FONDART, convocatoria 2021 del Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio.