umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Cuestionario Umbral: Kena Lorenzini

Tiempo aproximado de lectura: 8 minutos, 55 segundos

Psicóloga, fotógrafa y concejala de la comuna de Ñuñoa en Santiago, Kena Lorenzini es la autora de un fotografía póstuma realizada la escritora Mónica Echeverría, que actualmente se expone en el MNBA en el marco de «Umbral».

15 Bienal

Psicóloga, fotógrafa y concejala de la comuna de Ñuñoa en Santiago, Kena Lorenzini se inició en la fotografía de manera autodidacta y durante los años 80, en plena dictadura militar, se desempeñó como reportera gráfica para medios como Hoy y Análisis, reuniendo un destacado archivo que revela la lucha y resistencia contra el régimen. Fue activista del movimiento feminista Mujeres por la Vida (1983) junto a Mónica Echeverría, de quien en el marco de «Umbral» presenta en el Museo Nacional de Bellas Artes, un retrato en el momento de su velorio, donde la imagen de la escritora vestida completamente de rojo y un parche del mismo color en su ojo derecho, nos interpela para entregarnos un mensaje ante lo que siempre alzó la voz: las injusticias y los abusos de poder.

En el marco de la 15 Bienal, la artista respondió el siguiente cuestionario que dejamos a continuación.

¿Qué artefacto, lugar o elemento reconoces como un umbral? ¿Por qué?
La muerte y su posibilidad constante en nuestras calles cuando salgo a reportear, tanto la vida mía como la de lxs otrxs que he visto caer a mi lado en estos dos últimos años como en dictadura donde fui reportera.

¿Con qué práctica científica te encuentras más a menudo en tu trabajo artístico o con cuál sientes mayor afinidad? ¿Por qué?
Con la brigada de atención médica. En las manifestaciones desde la revuelta que se inició el 18 de octubre de 2019 se tuvieron que implementar grupos de atención de salud comandados por médicas o médicos porque la gravedad de las heridas por perdigones, balas y bombas lacrimógenas era pan de todos los días, y es una imagen que me gusta captar, si bien hay que hacerlo de tal forma que se resguarde la identidad de la/el/le heride. Aún cuando las manifestaciones se han ido relegando a los viernes y con menos asistentes, siempre se mantienen brigadas de salud. Incluso se han creado un par de ambulancias populares con esas motos que han aparecido en el mercado que tienen un carrito atrás, son absolutamente respetadas por la primera línea y por cualquiera que la vea pasar. Ese es OTRO UMBRAL, el respeto a lo importante que veo en la lucha que es capaz de detenerse ante ambulancias oficiales y no oficiales, así como también la colaboración con bomberos. Una vez vi que permitieron a una brigada de salud sacar a un carabinero herido, ahí hay otro UMBRAL en la detención de la violencia desde la conciencia de lo humano.

¿De qué forma la obra que presentas en la 15 Bienal se vincula con la curatoría Umbral?
Por propuesta de Consuelo Castillo, presentamos la fotografía de Mónica Echeverría en su ataúd. Yo estaba presente y colaboré cuando Consuelo le puso el parche en el ojo a Mónica en su deseo de ser parte de la protesta por los 400 mutilados por Piñera. Le agregué un brazalete de Mujeres por la Vida, una organización transversal a la que pertenecía Mónica que luchó muy creativamente contra la dictadura y que ella valoraba muchísimo. Luego levanté mi teléfono y osé tomarle una fotografía, no me gustó, y luego más calmada tomé la que aparece en la Bienal, que es muy ilustrativa, pero además es una bella toma.

Umbral también busca crear espacios de reflexión sobre el proceso constitucional, abordando las temáticas ligadas al arte, cultura, ciencia y tecnología. En esta línea, ¿cuáles consideras son los puntos que sí o sí debiese considerar la nueva constitución?
Paridad en todos los estamentos del Estado, derecho a la Salud, a la educación, a la vivienda, a la identidad personal; nacionalización del agua, cobre y litio; respeto a los derechos humanos, punición al negacionismo, derecho al ocio, derecho al acceso a la cultura y las artes.

Tras el estallido social ocurrido en Chile en octubre de 2019 y, posteriormente, la llegada del COVID-19 al país en marzo de 2020, hemos transitado por un umbral hacia una nueva forma de vivir en comunidad. ¿Cómo estos últimos dos años han resonado o afectado tu manera de pensar y hacer arte?
Yo no he dejado de hacer, estuve preparando una exposición que se muestra en el Centro Gabriela Mistral desde octubre a diciembre, con un libro de mas de 300 fotografías titulado NUESTRA URGENCIA POR VENCER: Mujeres que lucharon contra la Dictadura, dedicado a la artista visual Lotty Rosenfeld. Asímismo salí a reportear cada viernes, o cada levantamiento de restricción a la Plaza Dignidad y a las fechas conmemorativas de las mujeres el 8 de marzo, el día internacional de la interrupción del embarazo, el día Internacional en contra de la violencia hacia las mujeres y más.

A propósito de lo anterior, ¿cuál es el rol del arte en un mundo en crisis?
Es verbo, es espejo, es trascendencia que nos abre hacia el futuro y nos saca del doloroso presente. Es vida. Es un UMBRAL entre lo que vivimos y otra mirada que va más allá, que nos abre a nuevas interpretaciones.