umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Una nube mirando una nube flotando en la nube

Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos, 54 segundos
Mira la obra aquí

Una nube mirando una nube flotando en la nube es un video ensayo que juega con el reconocimiento visual de la inteligencia artificial de IBM (Watson) aplicado sobre fragmentos de las primeras imágenes fotográficas de nubes. En base a este procedimiento, la máquina identifica posibles figuras entre los grises de las nubes, que aparecen como textos aparejados a las imágenes: amebas, pantallas, personas, volcanes, virus, bombas y máquinas. 

Como resultado de este proceso, el video de 1 minuto de duración muestra una nube en blanco y negro pixelada a la que se yuxtaponen textos con las figuras que han sido identificadas por el modelo general de reconocimiento visual, sonorizado con diálogos creados por unas I.A. en un idioma inexistente e irreconocible. Junto al video, se presentan tres recortes de imágenes de nubes acompañadas de las palabras de las figuras que han sido identificadas, generando una especie de texto apofénico o pareidoleico, caracterizado por encontrar patrones familiares en datos aleatorios. Además, la obra integra un escrito y una serie de imágenes que visibilizan el procedimiento utilizado.

¿Qué ve una máquina cuando mira a una nube? ¿Qué revela de su propia forma de mirar y de quiénes la programan? A partir de estas pregunta, la obra se comprende como un ejercicio que reflexiona sobre la estructura semántica que está a la base del desarrollo de sistemas de inteligencia artificial –en particular, visión computarizada o reconocimiento visual–, visibilizando su incesante hábito de imposición de significados a través de la identificación de patrones que deviene en una mirada “apofénica” o “pareidoleica”, imponiendo formas entre grises indeterminados. Todo lo que existe para una I.A. es lo que puede ser representado desde su propio código. A través de la aplicación del modelo general de reconocimiento visual de IBM Watson sobre los grises nebulosos, se hace visible el lado irracional y subjetivo de los sistemas de I.A. para problematizar de forma lúdica la objetividad tradicionalmente aparejada a estos procedimientos maquínicos. Por otra parte, la figura de la nube hace referencia a una metáfora computacional ubicua en estos tiempos: las “nubes” digitales que forman la infraestructura en las que habitan memes, fotos, documentos encriptados, inteligencias artificiales.