umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Contra la pared

Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos, 0 segundos

La obra de Alfredo Jaar es un retrato del sindicalista chileno Clotario Blest (1899–1990), descrito por el propio artista como un personaje que “es parte integral del paisaje social, así como lo es la cordillera de nuestro paisaje urbano”.

Este luchador por los derechos humanos es retratado con su habitual overol azul y su barba blanca, que no se afeitaría desde el golpe cívico-militar del año 1973 hasta que volviera la democracia a Chile. Fundador de diversas organizaciones sindicales y políticas -como la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), la Central Única de Trabajadores (CUT), el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), y el Comité de Defensa de Derechos Humanos y Sindicales (CODEHS)-, desde muy joven habló sobre la necesidad de las economías corporativas, articuló escuelas nocturnas para obreros, defendió a su pueblo y luchó por los trabajadores.

La política y poética de las imágenes, como estrategia para visualizar y visibilizar historias urgentes y marginadas de los espacios de poder, ha sido el lugar reflexivo desde donde Jaar ha propuesto gran parte de su obra. En este caso, la sesión de retratos –realizadas en diciembre de 1983– fue expuesta por primera vez el año 2010 en la instalación titulada La Cordillera de los Andes, para el bicentenario de Chile. En esa estrategia artística, temporal y simbólica, acontece la relevancia política de la obra, situando a Clotario Blest como una figura necesaria y urgente en el contexto de la construcción de un ideario social para el país.

El fondo de ladrillo fiscal con albañilería a la vista, las sombras que demarcan el cuerpo por la dureza de luz de mediodía, percibiendo el sudor y el cansancio del trabajador, la adhesión del cuerpo a ese muro que carga una arquitectura social, la secuencia de ángulos de toma desde el contrapicado hasta la frontalidad, no solo reflejan la humanidad y franqueza con la cual Jaar retrata a don Clotario, sino representan un imaginario del esfuerzo y la resistencia social de un personaje indispensable, que nos permite reescribir el territorio social y el paisaje humano de nuestra historia, para así descolonizar las imágenes con las cuales se funda la oficialidad del poder. (1)

(1) Jösch Krotki, Andrea. «Alfredo Jaar». En VV.AA. El bien común. Colección MNBA 2017-2018. Santiago de Chile: MNBA, 2018. pp. 122-123.