umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Bandera de la Unión Micelial

Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos, 11 segundos

Cuenta regresiva en https://mauricixx.github.io/timereversal

“Bandera de la Unión Micelial” es una señal de pertenencia en el tiempo. Izada en un mástil de varas de colihues, la bandera alude al micelio, el conjunto de filamentos ramificados que constituye el aparato de nutrición de los hongos. En ésta, se muestra como símbolo central, el dibujo generativo de un micelio en expansión, el cual ha sido bordado a mano por el artista. Junto al mástil, su estructura se conecta a una Raspberry Pi cuyo servidor aloja una página web, en la cual hay un reloj en cuenta regresiva programado en HTML, el cual tiene como conteo final el día 11 de marzo del 2022 a las 00:00. Cuando el reloj  marque la hora cero, dará paso a una frase programada: “Nunca Más”. La Raspberry Pi además contiene un paisaje sonoro programado en Pure Data que interactúa con la lectura grabada de un poema y su metáfora sobre la Bandera de la Unión Micelial. 

La obra así, es una señal de pertenencia en el tiempo y sus símbolos, es el relato de sus proyecciones, las cuales, apuntan a simbolizar la unión poética de un futuro posible, donde nuestras derivas fractales puedan encontrarse y sobre escribir un relato desde nodos de fuga y bifurcaciones generativas. Elementos que buscan explorar el imaginario de una sociedad micelial, cuya característica es la horizontalidad del trabajo colaborativo, inspirado en las formas naturales del micelio y su compleja red de apoyo mutuo que interconecta y retroalimenta la biodiversidad de ecosistemas en el planeta. Una propuesta que interrelaciona técnicas análogo-digitales para generar una poética inspirada en el comportamiento del micelio como posible proyección metafórica de una sociedad del futuro y su relación con el universo.

Imaginar y soñar esta sociedad siempre ha sido posible. Desarrollarla, es un proceso que toma tiempo. Hoy, en estas tierras que habitamos, nuestra sociedad se ve inmersa en ese proceso, del cual comienza aflorar un deseo natural por recuperar espacios, reconstruir y regenerar sus orgánicas, interconectando nodos desde diferentes y múltiples formas y territorios con ideas sensibles para un bien común: el buen vivir.


Colaboradores:
Agradecimientos a Rstart por su inagotable fuente de conocimientos compartidos.  A María Cristina Miranda, Tomás Román, Claudio Román, Alejandra Tapia, Ignacio Nieto por todo el apoyo y soporte técnico