umbral

15ª Bienal de Artes Mediales de Santiago

Tregua

Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos, 0 segundos

Con la curatoría de Mario Fonseca, a partir de los conceptos de limbo, ruina y trauma que cruzan la obra de Angie Saiz, Tregua reflexiona desde el mundo autobiográfico y el contexto actual, en una investigación y experimentación a partir de la experiencia y estudio de la terapia EMDR -Eye Movement Desensitization and Reprocessing- para la superación y reprocesamiento de traumas por movimiento ocular. El montaje y exhibición de sitio específico inmersivo para el espectador se realizará durante el mes de noviembre 2021 en Galería Metropolitana dentro de su programa “Estrategias para desviar el neoliberalismo”, siendo parte y en el marco además, de la XV Bienal de Artes Mediales de Santiago. La muestra tendrá actividades de concierto sonoro junto a las artistas Valentina Villarroel & Camila Cijka, y lanzamiento de publicación impresa bilingüe del proyecto en conversatorio junto a la artista, el curador Mario Fonseca y Galería Metropolitana. El proyecto es financiado por Fondart Nacional, convocatoria 2021.

Tregua se plantea como la construcción de una suerte de espacio bisagra, de despeje y descanso, de pausa y aclaración. Un espacio para intentar destraumatizar los miedos que nos han paralizado –y sistematizado–, para pensar en cómo cimentar fuera de la depresión medicada individual una nueva colectividad, un tiempo-lugar que no busca certezas acabadas sino la posibilidad de percibir nuevos mundos posibles. La obra resulta ser una metáfora del espacio de limbo –acaso necesario– entre el caos y la recuperación en el que pronto nos encontraremos; un espacio vuelto escena a la espera de protagonistas que busquen construir esos nuevos mundos.

El proyecto propone la experiencia de obra como una puesta en escena para la narración propia, un espacio sin guión aún desde donde recomenzar y experimentar a partir de lo propio, lo íntimo, lo perdido y lo atesorado. Desde la amnesia del paisaje y la necesidad de uno atemporal, proponer la construcción de un espacio de fuga, un lugar que pareciera ser parte de otra realidad, una interior donde no hay más este escenario vacío donde actuar, libres y seguros, mientras todo se vuelve incierto; un espacio de resistencia al tiempo en tanto lo permanente ya no existe. Un espacio como posible hogar para un tiempo atemporal sin hogar, una puesta en escena inmersiva donde la experiencia de la expectación y escucha se transforma en la posibilidad de encontrarnos en otro lugar, de irnos fuera, lejos, allí donde lo real se vuelve cinematográficamente insólito y un nuevo mundo que explorar al mismo tiempo; el escenario posible de un inconsciente colectivo para mutar, revolucionar y hacer una tregua para otros futuros posibles.

COLABORADORES Y CRÉDITOS

Curador: Mario Fonseca / Montaje: Juan Esteban Reyes y Matias Serrano / Prensa: Graciela Marín / Registros: Jorge Brantmayer / Artistas invitadas: Valentina Villarroel & Camila Cijka / Agradecimientos: Pamela Ramirez, Omar Fuschini, Hugo Leonello, Coca Gonzalez, Simon Pérez, María Cristina Adasme, Renato Castelli